Hatha Yoga

Estado de felicidad, luz, libertad...

El hatha yoga es una disciplina que transforma el cuerpo y la mente aportando fuerza y elasticidad, a través de asanas (ejercicios y posturas físicas), pranayama (control de la respiración y la energía vital) y la meditación (enfoque y calma de la mente).

Está estructurado en 8 miembros que crean la unión; Yama (armonía con el medio social), Niyama (atención y reconocimiento de la propia individualidad), Asana (actitud ante el cuerpo y la postura), Pranayama (canalización y control a través de respiraciones sobre el prana-energía vital), Pratiahara (capacidad para replegar los sentidos), Dharana (concentrar la mente), Dhyana (meditación) y Samadhi (liberación de la mente y la percepción). 

 

Yoga es un estado de unión, es querer llegar a ese estado que muchos interpretan como felicidad, iluminación o libertad. Es la certeza de que lo profundo, la esencia de la vida misma, reside dentro nuestro. Al sincronizar el movimiento corporal y la respiración consciente se disminuye el nivel de estrés y se canaliza nuestra energía para elevarla hacia nuestra máxima presencia, el aquí y ahora. A través de la práctica devolvemos el equilibrio a nuestros sistemas ( nervioso, endocrino, digestivo) propiciando así el bienestar a nivel físico. 

 

Así pues, si queremos sanar nuestro cuerpo-mente-espíritu, debemos despertar y creer en nuestras propias fuerzas, sin depender de intervenciones externas de ningún tipo.

La finalidad del yoga es liberar en cada individuo su propio potencial.